En alguna ocasión hemos necesitado traspasar un gran volumen de datos entre servidores. Hacerlo por FTP puede llevarnos un tiempo, lo mejor en estos casos es utilizar una herramienta como rsync.

Vamos a ver un ejemplo:

rsync --delete -a -p -z -l -v --progress [email protected]:/ruta/origen/ .

Le indicamos que realice la copia recursiva, preservando los tiempos de modificación, copiando los vínculos simbólicos, preservando los permisos, propietario y grupo, y los archivos de dispositivo y los archivos especiales (a). Adicionalmente le indicamos que comprima los archivos que se van a copiar para optimizar el ancho de banda (z) y muestre la información por pantalla de lo que se está copiando (v).

Usamos el protocolo SSH para securizar la transferencia desde el directorio origen ‘/ruta/origen/‘” al destino en el que nos encontramos situados (.)

Lo que podrías cambiar:

  • . – si necesitas especificar una ruta distinta al directorio de destino, indícala en lugar del . (lo que significa “aquí” en shell­s­cript)
  • username – el nombre de usuario en el servidor origen en lugar de “user­name” – se te solicitará el pass­word para esa cuenta una vez ejecutado el comando para iniciar la transferencia.
  • hostname – la dirección IP o dominio del servidor origen.
  • /ruta/origen/ – Especificar la ruta completa al directorio origen, por ejemplo: /home/cgarreta/